Habló Caixinha, previo al encuentro con Flamengo por Copa Libertadores.

0
23
Foto: (FUTBOL T) Conferencia de Prensa Pedro Caixinha

Pedro Caixinha, entrenador de la «T» brindó este lunes una conferencia de prensa previo al partido en el que su equipo se medirá este miércoles, desde las 19, al Flamengo de Brasil en el estadio Mario Alberto Kempes.

El DT habló de  lo que se viene para la “T” en el marco la Libertadores pero  también analizó algunas cuestiones respecto a lo que  viene mostrando el equipo albiazul en la en la Copa de la liga profesiona en el que está último.

“Ya tengo el equipo pero todavía no lo voy a dar. Nunca paso la formación. No voy a dar los 11 pero viendo quiénes son los siete que no jugaron de arranque en Tucumán ya pueden ir viendo un poco el equipo”, dijo el portugués al comenzar su diálogo con los medios.

Agregó: “Hablé con el plantel respecto a la frase que dije sobre la falta de actitud que hubo en Tucumán. A la respuesta de ellos la espero el miércoles

Caixinha reconoció que no funcionó la línea de cinco en el fondo que planteó ante “el Decano” pero también remarcó que defendiendo con cuatro hombres tuvieron los mismos problemas que en el comienzo del partido.

“No estamos preocupados…pero sabemos que tenemos altibajos. Ahora esperamos que luego de un punto bajo poder levantar el miércoles”

“Le podemos ganar a Flamengo. Hoy analizamos con los jugadores cómo hacerlo. Es un partido diferente. Nos enfocamos mucho en lo que pasó en el partido de ida para preparar la vuelta. Tenemos muy claro las cosas que no hicimos bien. Pero también sabemos que hicimos cosas muy interesantes y tenemos que reforzar eso. El equipo está muy convencido sobre cómo tenemos que hacer las cosas”, destacó el DT.

Caixinha sostuvo: “No sé cuántos puntos son necesarios para clasificar. Me gustaría llegar a 13 puntos. Lo que sí sé es que los seis que tenemos no nos alcanzan para nada”.

Cuando se le preguntó sobre la falta de minutos para varios de los habituales titulares en Tucumán, explicó: “No fue un descanso. Fue una decisión para que los jugadores no compitan. Pero sí quería que tengan una semana larga para entrenarse. Cuando uno juega con mucha regularidad existe una sobrecarga que no es solo física, sino también emocional”